Desarrollan repositorio de bases de datos científicos

Lunes, 11 Septiembre, 2017
Con el objetivo de que los resultados de las investigaciones que se hacen en México con financiamiento público estén disponibles para que cualquiera pueda acceder a ellos, miembros de la Red Mexicana de Supercómputo, del Conacyt, trabajan en su desarrollo
Desarrollan repositorio de bases de datos científicos

Fuente: Agencia Informativa Conacyt, Verenise Sánchez

 

Raúl Rivera Rodríguez, director de Telemática del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), responsable técnico de dicha red y presidente del comité de membresías en CUDI, indicó que la idea es que este repositorio resguarde datos o estadísticas de las investigaciones.

 

En entrevista durante la reunión anual de las Redes Temáticas, el especialista en supercómputo destacó que esto es importante para que cualquiera lo pueda revisar e incluso utilizar para otra investigación.

 

Por ejemplo, indicó que “un economista podría tener acceso a una base de datos para analizar cómo se ha comportado el clima en el país y con esta información se pueda hacer un análisis de cómo afecta la actividad agrícola y así pueda hacer una proyección de cómo podría impactar la economía, producción o escasez de ciertos alimentos”.

 

Uno de los principales retos a los que se enfrentan para el desarrollo de este repositorio es que las bases de datos deben tener ciertas características, basadas en normas internacionales, para que puedan ser interoperables.


Aclaró que “existen bases de datos muy específicas y otras, como las ambientales o las oceanográficas, que ya tienen un estándar de cómo se comparten a nivel mundial, habría que definir muy bien las estructuras de bases de datos”.


Entre el desarrollo tecnológico que están creando para este repositorio, también incluirán una especie de “intérprete” de datos, para que pueda ser muy fácil de obtener y procesar la información.


Mencionó que actualmente ya cuentan con un primer acercamiento de este repositorio. Resguardan alrededor de cinco grandes bases de datos de diversas áreas del conocimiento como ecología marina, biodiversidad, simulación de las corrientes marinas y clima.


Otros de los desafíos para el diseño y operación de este repositorio es conjuntar y crear la reglamentación necesaria en materia de derechos de autor para poder proteger esa información, de acuerdo con un marco de gobernanza.


Destacó que es importante que en México se compartan y usen las bases de datos de las investigaciones, “compartir experiencias y resultados siempre hace que avance el conocimiento”.